GUÍA PRÁCTICA PARA TU PRIMERA GUARDIA DEL TURNO DE OFICIO.

Para muchos de vosotros se acercan las primeras guardias del Turno de Oficio y os enfrentáis a ellas con temor y nerviosismo. No temáis, superar una guardia con éxito está al alcance de tu mano, sólo sigue estos consejos, algunos muy obvios pero que no está de más recordar, y todo irá rodado.

1º.- Parece una obviedad pero es importante que tengas apuntado en la agenda el día de guardia, recuerda que al menos en la Comunidad Extremeña todas empiezan a las 24.00 del día entrante y acaban a las 24.00 del día siguiente, o día saliente. Recuerda que al estar 24h de guardia si te llaman por la tarde tendrás que estar disponible al día siguiente para asistir al Juzgado, esto supone que muchas veces la guardia se alarga más de lo pensado y puede ocasionarte algún problema si no te has acordado de despejar la agenda.

2º.- Al principio te obsesionarás con comprobar si el teléfono te suena, recuerda tenerlo con sonido y no te agobies pensando que se te pueda ir la cobertura o no escucharlo, simplemente ponte un tono escandaloso y no te dejes el móvil donde no puedas escucharlo, con eso será suficiente.

Si te llaman de madrugada, llama a la Comisaría y que te informen sobre la hora a la que debes asistir, eso te evitará un paseo a altas horas de la madrugada si no piensan pasar al detenido hasta las 10 de la mañana. Recuerda apuntar todos los datos del investigado, el número de atestado y demás datos correspondientes.

3º.- Sería interesante, para tu tranquilidad, que el día de antes refresques el procedimiento correspondiente a tu guardia, es decir, si estás de letrado de Violencia de Género estúdiate el Enjuiciamiento Rápido de Delitos (arts. 795 y ss LECrim), la comparecencia para Orden de Protección (544 bis y ter LECrim) y los delitos correspondientes del Código Penal que pudieran ser imputados al investigado.

Si tu guardia es de Asistencia Letrada al Detenido, lo más probable es que sólo asistas a Comisaría al investigado y ese mismo día o al día siguiente asistas a la declaración judicial del perjudicado y el detenido. Por ello bastará con refrescar el Enjuiciamiento Rápido de Delitos, por si te tocara una alcoholemia, un hurto o robo, daños del 263 CP, delitos contra la salud pública del 368 inciso 2 CP, o incluso, aunque es extraño, un delito flagrante contra la propiedad industrial o intelectual. También sería muy recomendable que echaras un vistazo a las Comparecencias de Prisión, pues puede darse el caso de que el Ministerio Fiscal solicite una medida personal respecto del investigado y no te encuentres preparado para rebatirle (arts. 502 a 519 LECrim).

4º.- Asegúrate de disponer de los papeles de Asistencia Jurídica Gratuita, Autorización de Datos y Asistencia Letrada al Detenido. Los dos primeros deberán ser rellenados con los datos correspondientes y firmados por el detenido; el tercero deberá ser cumplimentado por el letrado y sellado por la comisaría (si asistieses al detenido allí) y/o por el Juzgado.

**** Recuerda que nuestro Colegio te da un plazo de 15 días para poder presentarlos a la Comisión del Turno, junto con la justificación de la actuación correspondiente, o la Hoja de Incidencias que pudieran surgir. A este respecto se ha pronunciado el ICABA estableciendo en una de sus últimas circulares que:

«-No podrá faltar en ningún caso: los datos filiatorios, número documento de identidad o pasaporte extranjero, firma del solicitante y domicilio dónde poder ser requerido de documentación en caso de resultar necesario.

-En los supuestos de no proporcionar número de documento de identidad, NIE o pasaporte extranjero, o negativa a firmar la correspondiente solicitud, deberá constar tal circunstancia en la personación/declaración del justiciable ante la autoridad judicial, por ser precisamente ante dicha autoridad donde ha manifestado el ciudadano su deseo de ser asistido por Letrado del T.O. y acceder a los beneficios de la Justicia Gratuita.»

5º.- Si te llaman de Comisaría, mi consejo es que recomiendes a tu detenido no declarar ante la policía, a no ser que no vaya a pasar a disposición judicial ese mismo día y declarando en comisaría de forma exigua (nunca te líes a hacer grandes declaraciones en sede policial) le dejen en libertad.

En comisaría lo normal es que al llegar te identifiques como el Letrado/a de Guardia y dando los datos de tu detenido te hagan entrar a una salita para la declaración con el policía que lleve el expediente. En ese momento puedes y debes exigir INTERPRETE si tu detenido no habla lengua española, que te DEN EL ATESTADO para instruirte del procedimiento así como la ENTREVISTA RESERVADA pues así reza el artículo 118 LECrim. En dicha entrevista lo normal y lógico es que, si no va a declarar, le expliques cómo van a sucederse las siguientes horas, le expliques que tiene derecho a no declarar y que es mejor que lo haga en Sede Judicial; además teniendo en cuenta que nunca te suelen dejar el atestado y que la entrevista no suele ser privada, y el policía suele quedarse en la puerta escuchando, es mejor que no te cuente nada más que lo imprescindible y sea al día siguiente o más tarde, en el Juzgado, cuando te instruyas con los Autos y te entrevistes en calabozos de nuevo con él/ella de forma más reservada y con mayores garantías, preparando en ese momento la oportuna declaración.

Últimamente están solicitando en algunas Comisarías recogida de muestras de ADN, aunque no sea una diligencia que vaya a servir para la instrucción del procedimiento en curso; mi consejo es que si no hay una petición judicial fundada os neguéis a ella a su obtención.

Así pues, al finalizar la lectura de derechos y «no declaración» en Comisaría no olvides que te sellen la hoja de «Asistencia Letrada al Detenido» para poder justificar tu actuación ante el Colegio; también toma nota de la hora a la que van a pasar a disposición judicial al detenido para poder ir con el tiempo suficiente a los Juzgados para ver el expediente y entrevistarte de nuevo con él, a este respecto no te agobies con la hora pues lo normal es tener que esperar varias horas antes de pasar a efectuar las diligencias en el Juzgado. Así mismo, ten presente que también podrás, al finalizar la diligencia, volver a entrevistarte con tu detenido para terminar de explicarle aquello que consideres necesario, y que es importante que si tu detenido necesita ir al médico o tomar medicación lo hagas constar para que la Policía haga las oportunas actuaciones para velar por sus derechos.

**** Si tu Guardia es de Víctima de Violencia de Género POR DESGRACIA va a ser raro que te llamen para asistirla en Comisaría. Aún no se está lo suficientemente concienciado con la necesidad de que la Víctima sea atendida por un letrado especializado que sea el que filtre los hechos y oriente a la víctima en el procedimiento y los derechos que la asisten. Aún así si te llamaran para asistir a una víctima debes tener especial consideración en explicarle los pasos a seguir, escucharla y guiarla, pues en este primer paso somos fundamentales para darles la fuerza para denunciar, o en el caso de que los hechos no revistan carácter de delito orientarla hacia el procedimiento más adecuado conforme a sus intereses. En la realización de la denuncia pon de manifiesto todos los hechos relevantes y las personas que puedan ser testigos para que puedan ser citados, también sería interesante mencionar aquellos documentos que se posean para poder acreditar estos hechos.

6º.- Una vez en el Juzgado, ya sea ese mismo día o al día siguiente, lo primero es preguntar quién es el funcionario que te lleva el expediente, darle tus datos y solicitarle copia de los autos, que normalmente suelen tenerla hecha esperando tu llegada. Empápate del procedimiento, anota todo lo que consideres relevante, contradicciones, las preguntas que se te vayan ocurriendo y las dudas que te surjan, mira en el CP qué delito/s pueden o puedes imputar al  investigado (si vas como acusación particular), rellena los papeles de justicia con los datos y baja a hablar con él a calabozos, o si no estuviere detenido o fueras el letrado del perjudicado búscale en el pasillo del Juzgado (si no le has asistido previamente en Comisaría no le conocerás y te tocará ir preguntando a las personas que estén en el pasillo, no te de vergüenza, todos lo hacemos, aunque también es posible que el funcionario te ayude en esta labor indicándote quién es tu cliente si es que ya ha llegado al Juzgado). Recuerda que si estás ante una víctima de VG dispones de salas reservadas para ellas en los Juzgados en las que éstas pueden esperar a la declaración sin molestias.

7º.- Habla con tu cliente y pregúntale por los hechos de ese día y por todo aquello que pueda ser de relevancia. Pregúntale los datos filiatorios de posibles testigos, pídele documentación acreditativa y prepara con él la declaración que va a prestar a continuación. Es importante que le tranquilices y que intente no estar nervioso, respondiendo a las preguntas de la forma más beneficiosa posible a tu defensa, conforme a la preparación que hayáis hecho; céntrate en aquellos hechos que sean de relevancia para este procedimiento, suele ser muy común que los clientes se vayan por las ramas y te cuenten cuestiones de otros procedimientos que pueden estar relacionados pero no son relevantes, o incluso te pregunten dudas que no tienen nada que ver, céntrate y céntrale, Su Señoría no le va a dejar explayarse con cuestiones que nada tienen que ver, y es importante centrar el foco de atención en aquellas cuestiones que te puedan beneficiar y no en otras que nada tienen que ver. Para resolver dudas de otros temas o hechos siempre habrá tiempo después de este trámite. Haz siempre hincapié en tratar de usted al Magistrado y de tratar a las partes con el máximo respeto, esto evitará conflictos en la declaración y enganchadas entre el Juez y tu cliente.

8º.- Una vez dentro, la declaración (primero se efectuará la del perjudicado y luego la del investigado) se podrá llevar a cabo bien en una sala aparte, bien en la propia sala de Vistas, en el despacho de Su Señoría o en la propia mesa del funcionario. La declaración comenzará con la lectura de derechos, la petición de domicilio para las notificaciones y la información sobre los hechos.

Una vez pasado este trámite el/la Juez preguntará a tu cliente sobre los hechos, después le corresponderá al  Ministerio Fiscal (si está presente), luego a la Acusación Particular (si está personada, este también puedes ser tú) y después a la Defensa. RECUERDA que si Su Señoría no te deja plantear alguna cuestión por considerarla irrelevante, es importante pongas de manifiesto por qué la consideras importante a efectos de la defensa y que conste como preguntada, aunque no dejen contestar al defendido.  Si no eres consciente de si un tema ha quedado aclarado o anotado, pregunta de forma respetuosa si «se ha recogido cierta declaración o ciertos hechos» y si no es así pregunta sobre ello. Es bastante común que los jueces nos interrumpan cuando hacemos preguntas, formulando preguntas intermedias, ten cuidado con que éstas queden recogidas como cuestiones efectuadas por Su Señoría y no por ti, y ten cuidado de no perder el hilo con aquello que estabas preguntando, y por supuesto ni se te ocurra interrumpir tú al Magistrado/a.

Un consejo básico para los interrogatorios es que si no sabes si una pregunta te va a beneficiar o perjudicar es mejor que no la preguntes. También ten mucho cuidado con la documentación que digas que vayas a aportar, aunque la tengas en la mano porque te la haya dado el cliente en ese momento, mejor espera a poder revisarla tranquilamente y apórtala, si ves que es adecuada y no perjudica a tu cliente, con posterioridad mediante escrito; para aportar documentación y demás siempre hay tiempo. Así mismo será muy recomendable e interesante para los intereses de tu defendido que, si hay testigos, preguntes al respecto para dejar constancia de su presencia en los hechos, des sus datos filiatorios (todos los posibles) y, si no lo hace su señoría de oficio, solicites la citación de los mismos, ya sea mediante escrito posterior o dejando constancia de ello en la propia declaración (lo más probable es que Su Señoría pida su citación de oficio).

**** Recuerda que las prisas y el ansia son el peor enemigo del abogado, intenta actuar con calma y reflexión, aunque muchas veces en las Guardias no dispones de tiempo para poder preparar la defensa y hay que estar ágil y resolutivo, es preferible que si no tienes claro algo lo hagas con posterioridad, siempre vas a poder solicitar de nuevo la declaración de tu defendido si consideras que es necesario aclarar algo o aportar alguna información extra, y siempre vas a poder aportar documentación con posterioridad.

9º.- A continuación, si estás en un Procedimiento de Enjuiciamiento Rápido de Delitos o DUD, se procederá a realizar la denominada «Acta Guiada», del 798 y 544 ter LECRim, en la cual básicamente se decidirá sobre la continuación del procedimiento por Diligencias Urgentes si se consideran suficientes las diligencias practicadas o su transformación si no es así (con la consecuente petición de realización de las correspondientes pruebas). Si se continuara por DUD en este momento se decidirá sobre la Orden de Protección, la Situación Personal del Reo y las Medidas Civiles, si así se hubiesen solicitado. Pasada esta comparecencia se procederá a solicitar por parte del MF y la AC, si procede, la apertura de juicio oral o el sobreseimiento; tras lo cual si el Juez declara lo primero se procederá a realizar de viva voz por escrito «Escrito de Acusación» y luego «Escrito de Defensa» (si necesitas plazo para realizar el que te corresponda puedes solicitarlo, te concerán dos días para acusación o cinco para defensa, recuerda que aunque te parezca feo hacerles esperar siempre es mejor solicitar plazo y poder prepararlo con calma a no tener claro cómo proceder o qué decir y por «no molestar» perjudicar la defensa, pues estos escritos no vas a poder «arreglarlos» o matizarlos una vez hechos).

Finalmente conforme al 785 LECrim se procederá  al señalamiento para Juicio Oral, y con posterioridad a ello el Órgano Enjuiciador admitirá o inadmitirá la prueba solicitada por las partes, recuerda que si te inadmiten una prueba no vas a poder recurrir esta decisión pero sí repetir la solicitud como cuestión previa en el Juicio Oral y si te la vuelven a inadmitir, formular tu más respetuosa protesta a efectos de un ulterior recurso.

**** Recuerda que si has solicitado Medidas Civiles estas sólo durarán 30 días, si en ese plazo no se ha instado el correspondiente procedimiento civil las medidas caducan dejando de ser de aplicación.

**** Recuerda también que antes del escrito de defensa y a la vista del escrito de acusación, estando en un DUD y se cumplen los requisitos del 801 LECrim podrá el acusado formular conformidad suponiendo en ese caso la rebaja del 1/3 sobre la pena solicitada por la acusación / fiscal.

10º.-  Para finalizar la asistencia, una vez terminada la declaración o el Juicio Rápido, simplemente habla con tu cliente, dale tu tarjeta (esto es evidente) y explícale cómo se va a ir desarrollando el procedimiento en el futuro, las consecuencias penales que se pueden derivar y dale las indicaciones que consideres oportunas, con esto me refiero sobre todo a que le expliques que los procedimientos suelen ser largos, que tiene que estar tranquilo, y dependiendo del caso que sea y de cómo se hayan desarrollado los acontecimientos deberás hacerle ver qué conducta debe tener a partir de ahora, «cómo debe relacionarse» con la otra parte. Esto ya es cuestión tuya, de cómo quieras llevar la defensa, de tu cliente y sus circunstancias.

**** Recuerda no irte sin que te sellen en el Juzgado la hoja de «Asistencia Letrada al Detenido», y sin que te tu cliente te firme los papeles de «Asistencia Jurídica Gratuita» y de la «autorización de datos».

11º.- ¿Pensabas que aquí había acabado tu Guardia? Pues no, no olvides que sigues de guardia hasta las 24h, que te pueden llamar en cualquier momento (incluso a las 23.59h, aunque esto sería muy raro) y sobre todo ten presente que hay actuaciones o escritos que son IMPRESCINDIBLES que realices con urgencia, véase recursos de apelación contra órdenes de alejamiento (decretada o no decretada, según lo que te interese), recursos contra prisión provisional o medida cautelar similar, o el propio escrito de acusación o defensa.

Por otro lado y a la vista de la declaración y de cómo se desarrollen los acontecimientos, de los argumentos y las pruebas que tengas, y de cómo sea en general tu caso, recuerda que pasados unos días (yo dejo pasar unos 10) deberás presentar escrito de solicitud de sobreseimiento y archivo de las actuaciones, con la documentación que consideres oportuna para apoyar tu argumentación, por no considerar que «haya indicios de delito ni criminalidad alguna en tu defendido o por no ser la persona que ha participado en esos hechos» (arts. 634 a 645 LECrim).

Espero que os sea de utilidad esta guía y que desarrolléis vuestras guardias con la máxima profesionalidad y seguridad en vosotros mismos. ¡Todos hemos pasado por el trance de las primeras guardias y hemos sobrevivido! Además si os veis muy inseguros siempre podréis solicitar ayuda a través del servicio de «acompañamiento a guardias» ya sea para acudir con un compañero a sus guardias o para que alguien os acompañe a las vuestras.

¡Nos vemos en los Juzgados!

Artículo escrito por Beatriz Hernández González.
Vocal 1ª AJA Alcalá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto los Términos y condiciones y la Política de privacidad *